Saltar al contenido

Nos deja el Relojero de Ávila, Julio Jimenez. DEP.

por JCDfotografia.

Hoy habrá muchas noticias sobre el fatídico accidente que se lo ha llevado, hoy muchos recordarán en sus artículos a quien no han dedicado un minuto las últimas décadas. Vaya manera de empezar un artículo estaréis pensando…teneis razon. Sobre todo porque soy afortunado de contar lo que he podido, poco para mi gusto, compartir con el.

Para informaros sobre ello estáis leyendo el articulo equivocado.

Mi gran amigo Fran Chico me dio un día un telefonazo…-«Juan Carlos, ¿qué te parece que entrevistemos a Julio Jimenez?…

No hacía falta nada más,

De todos los ciclistas que he podido admirar, unos en directo desde que me picó el ciclismo allá por los 80, otros recuperando antiguos videos y lecturas, quizá sea Julio Jiménez uno de los que más me atraía, el que portaba mi manera de entender el ciclismo.

Allí estuve, tras las cámaras físicamente pero mentalmente absorto en aquella conversación que podemos recuperar del canal de Ciclismo a Fondo 🔝 LEYENDAS DEL CICLISMO: Julio Jiménez 💬 | Ciclismo a Fondo.

En esa jornada yo descubrí muchas cosas. La primera es la gran limitación de una entrevista a pesar del grandísimo trabajo de Fran. Quien vea el video disfrutará de una entrevista realmente brillante, de unas historias y anécdotas brutales del ciclismo de antaño.

Para mi la grabación fué un regalo, pero más fue poder después compartir un café con él, donde no pude contener la cantidad de preguntas que se me iban ocurriendo y a las que ya de manera personal me contestó, disfrutando de manera directa y sin cámaras de su conversación.

Después, poder acompañarle a su hogar donde continuó , con orgullo pero con la máxima humildad, enseñándonos mil recuerdos, fotografías, trofeos,…

Los siguientes días a la grabación y en varias ocasiones comenté con conocidos, con amigos, la experiencia, como lo había disfrutado …y ahí aprendí algo más sobre la vida y el deporte.

Muchos no sabían quién era o había sido deportivamente Julio. Eso no es algo complicado, ni siquiera lo comentó como algo que me parezca mal , pues hablamos de un deportista de hace 50 años, …pero me di cuenta de lo poco que significa más que para uno mismo, los logros en la vida.

Cuando en el mes de Diciembre recibí el premio «best photo of the year #triatlon 2021″, lo primero que pensé fue en Julio, lo que significó el dia que le conocí. El hombre que por un tiempo hizo feliz a millones de personas, que hizo cosas que solo unos pocos logran, pero que el tiempo deposita casi en el olvido.

Como él muchos otros, deportistas en este caso, que dejan de ser héroes más rápido incluso de lo que les costó serlo, con las consecuencias personales que en muchos casos conlleva, véase Blanca Fdez, vease Marco Pantani o el también abulense, José María Jiménez «Chava».

Recibir un premio , ganar una competición…es fabuloso, te enorgullece a ti, justifica tus esfuerzos, y hace feliz a los que de verdad te quieren, pero solo dura hasta que te dan el trofeo, ni un minuto más. La vida no tiene memoria, somos nosotros quienes gestionamos el valor de los recuerdos y cuánto deben pesar o rellenar nuestro ego desde el momento que se producen.

Siempre me ha gustado contar, ¿a quien no?, las vivencias deportivas y, hoy en día fotográficas que he podido disfrutar y disfruto. Lo que no he pensado nunca es cuanta cantidad de ego he podido mostrar a los demás en vez de conseguir que quien me haya escuchado o leído, le haya podido servir para inspirarle, ayudarle o simplemente para aprender para él lo que he hecho bien o mal.

Con Julio ese dia me di cuenta que estaba contento de contestar a mis preguntas, de contarnos sus proezas, pero lo hacía con la humildad de quien es consciente de que la valía de sus hechos, con orgullo, ya eran pasado. Orgulloso de contar con todo lujo de detalles, pero dejando que con nuestras preguntas y nuestras conclusiones de sus respuestas descubrieramos quien había sido …. una gran lección.

El otro dia en un triatlón me decían…. «Ostia, llevamos charlando toda la mañana , nos hemos visto en varios eventos, y no me habías contado que habías hecho la mejor foto (supuestamente) del 2021 …»

A día de hoy, creo que es más interesante que hablemos de que pretendemos lograr que vanagloriarnos de lo que ya se hizo. Trabajar y esforzarnos para disfrutar de muchos días de conseguir nuestras metas, de recibir premios incluso, de que sea más importante lo que hacemos o haremos…que un curriculum a modo de relleno que a lo mejor ya no puedes repetir.

Los premios y las gestas sirven para que sepas que eres capaz de lograrlo, y también que puede que no puedas con el tiempo repetir esas…pero eres consciente de cómo te has comportado para ello y que con la misma filosofía, disciplina y con una sensata elección de tus metas, podrias volver a conseguirlo.

Seguro que llegar a esta conclusión me hubiera ocurrido con otras muchas personas que me rodean, pero creo que no he sabido prestar atención sobre ello hasta ese dia, porque estaba más centrado en enseñar lo que he hecho para justificar quien he podido ser, en vez de quién soy y quien me gustaría lograr ser.

Pues eso …Gracias Julio. DEP

Deja un comentario